Compra de terrenos: preguntas frecuentes

  • ¿Cómo puede haber terrenos en Second Life?

    El mundo de Second Life se compone de casi doscientas mil hectáreas de terreno virtual, y casi todo pertenece a sus usuarios, o residentes. A medida que se unen más usuarios a Second Life, añadimos más y más terreno, con lo que el mundo virtual no para de crecer. O dicho de otro modo: el mundo de Second Life es como una versión 3D de la web, donde puedes explorar y relacionarte con cualquier otra persona que esté en Internet al mismo tiempo que tú. El terreno virtual es como un sitio web tridimensional: un espacio en blanco donde puedes hacer lo que tú quieras.

  • ¿Por qué debería tener un terreno?

    Cuando compras un terreno en Second Life tienes un espacio que puedes personalizar a tu gusto y en el que puedes hacer lo que tú quieras. Será como estar en casa: puedes invitar a tus amigos, hacer fiestas y hacer todo aquello que se te ocurra. La mayoría de los artículos virtuales que se compran en Second Life, como ropa, accesorios o coches, pueden utilizarse en cualquier lugar y en cualquier momento. Pero, si compras una casa, un jardín o un bosque completo, necesitarás un lugar donde ponerlos, y para eso necesitas un terreno.

  • ¿Es obligatorio tener un terreno?

    Por supuesto que no. Puedes disfrutar de muchas cosas en Second Life sin tener un terreno: explorar el mundo, unirte a grupos y asistir a eventos, por poner algunos ejemplos. Pero tener un terreno propio te ofrece muchas otras posibilidades que harán que tu experiencia en Second Life sea incluso más interesante y gratificante, ya que te proporciona una nueva vía para expresar tu creatividad.

  • ¿Por qué tengo que pagar por el terreno?

    Adquirir un terreno virtual en Second Life es algo parecido a tener un sitio web personal: puedes poner en él lo que te parezca, pero el sitio necesita un espacio de almacenamiento en un ordenador que está encendido y disponible en Internet 24 horas al día, 7 días a la semana. Cuando tienes un terreno en Second Life, estás en realidad alquilando un espacio de almacenamiento en un servidor de Linden Lab. Cada pedazo de terreno ocupa una cantidad determinada de espacio de almacenamiento; cuanto más terreno tengas, más espacio ocupará. Es como alquilar un disco duro.

  • ¿Cómo puedo encontrar un terreno para comprar?

    Hay varias formas de buscar terrenos en Second Life. Si inicias sesión con el software de Second Life, puedes activar el menú Buscar y seleccionar la pestaña Venta de terrenos. Aparecerá una lista de precios que podrás ordenar según los tipos de áreas. También puedes visitar la Tienda de terrenos de Internet para pujar en subastas de terreno, buscar terrenos en venta o solicitar a Linden Lab que cree una isla privada para ti dependiendo de tus necesidades concretas.

  • ¿Cómo puedo comprar un terreno?

    Para comprar un terreno en Second Life, lo primero que hay que hacer es abrir una cuenta. A continuación, cuando encuentres el terreno que quieras comprar, puedes visitarlo para examinarlo. Si te gusta el terreno, sólo tienes que pulsar un botón para comprarlo. Para tener terreno, debes pagar una cuota inicial para adquirirlo y configurarlo, y después una cuota periódica de servicio y mantenimiento. Puedes consultar todos los detalles en la Base de conocimientos.

  • ¿Hay diferentes clases de terrenos?

    Sí, tienes varias opciones, según la clase de experiencia que busques. Hay terreno disponible en el Continente de Second Life, un espacio con terrenos interconectados que forman un gran continente, y donde podrás conocer a la comunidad. Es decir, en el Continente tendrás vecinos que viven a tu lado y gente que camina a tu alrededor y que normalmente está más dispuesta a relacionarse. Si quieres tener tu propio terreno apartado, también hay varios tipos de regiones privadas que te darán más privacidad, control y prestaciones. Hay otros factores que pueden ayudarte a decidir la clase de terreno que más te conviene. Puedes encontrar más información sobre todas las opciones en la Tienda de terrenos.

  • Muy bien, ya tengo un terreno. Y ahora, ¿qué?

    Cuando ya seas el propietario de un terreno, comienza a comparar productos de casas prefabricadas, tiendas u oficinas, o aprende a construir por ti mismo y edifica tu obra maestra virtual. Si deseas más información acerca de cómo comprar artículos para tu terreno, visita esta página. Si deseas más información acerca de cómo construir, consulta esta otra. Nuestra enhorabuena: estamos impacientes por ver lo que quieres hacer con tu nuevo espacio.